4 jul. 2017

La nueva AEICF, al servicio de la integridad de las imágenes.

Desde la popularización de los teléfonos móviles y las cámaras digitales de consumo, se ha incrementado enormemente la producción de imágenes digitales que, como tales, son susceptibles de ser manipuladas fácilmente por profesionales y aficionados. Y muchas de ellas se aceptan sin cuestionar, tanto en el mundo judicial como en prensa y concursos, sin ser conscientes o no de su autenticidad.

Para tratar de verificar la integridad de esas imágenes, su origen y sus posibles manipulaciones nace en 20017 la Asociación Española de Imagen Científica y Forense (desde ahora la AEICF). Un grupo de profesores universitarios, policías científicos, peritos y posgraduados especialistas en Imagen Científica altamente cualificados en imagen forense velarán a partir de ahora por la autenticidad de las imágenes convencionales y digitales empleando para ello sus conocimientos y los más avanzados medios tecnológicos disponibles.
Trabajarán además en el fomento del estudio y la investigación de todos los ámbitos de la fotografía científica, pues las imágenes son un recurso imprescindible para ilustrar lo estudiado y facilitar la difusión de los hallazgos.

Presidiendo la AEICF está nada menos que Luis Monje Arenas, Licenciado con Grado en Biología, Titulado Superior en Imagen Científica. Ha dedicado los últimos 29 años a la docencia y divulgación de la fotografía científica y es Jefe de Servicio del Departamento de Fotografía Científica de la Universidad de Alcalá (Madrid). Ha sido director del Posgrado Internacional en Imagen Científica y todavía le queda tiempo para ser escritor y periodista científico, con 16 libros publicados.

Luis Monje Arenas es conocido por fotografiar lo que el ojo humano jamás percibiría, algo que no es una tarea sencilla y que precisamente es el gran reto de la fotografía científica. Gracias a ella podemos observar mundos diminutos como el ojo de una hormiga, lugares bajo diferentes longitudes de onda o acontecimientos tan rápidos que resultan imperceptibles, rompiendo las limitaciones del ojo humano.
Intento lograr fotografías para ilustrar la ciencia y captar las imágenes que difícilmente se pueden tomar con métodos tradicionales, explica Monje a SINC.
Décadas de práctica y estudio han dado como fruto imágenes espectaculares y le han llevado a convertirse, casi sin darse cuenta, en el único profesor que imparte y practica casi todas las especialidades de este campo.
Podéis encontrar más sobre él aquí y aquí.

Por otra parte la AEICF cuenta, además de la experiencia y conocimientos de sus miembros, con amplio archivo documental y un instrumental científico de última generación, capaz de solventar cualquier problema relacionado con la imagen científica y su aplicación a la criminalística, documentoscopía, arte y biología.

Una iniciativa sin duda necesaria en los tiempos que corren, y con un arduo camino por delante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario